¿Si eres mujer y tomas proteína en polvo te pondrás “grande”?

¿Si eres mujer y tomas proteína en polvo te pondrás “grande”?

El temor a tomar suplementos o hacer ejercicio de fuerza y aumentar demasiado la masa muscular en mujeres, es más común de lo que crees.

 

Vamos a los inicios, ¿De dónde surge este mito?

Por mucho tiempo la gente creía que levantar pesas y tomar proteína en polvo era solo para hombres que querían verse demasiado “musculosos”, que competían o que realizaban fisicoculturismo. En pocas palabras, creían que trabajar músculo con rutinas pesadas, era algo que no correspondía a las mujeres.

Gracias a diversos estudios científicos, se comprobó que esto no podía estar más alejado de la realidad.

Para entender mejor esta realidad, vamos a eliminar otro mito sobre el ejercicio.

Tienes que saber esto de una vez por todas, la frase: “realiza ejercicio cardiovascular para perder grasa y pesas para ganar músculo”, no es 100% cierta.

El ejercicio de pesas también te ayuda a disminuir tu porcentaje de grasa y a tonificar, no solo a trabajar volumen.

¿Y qué sucede si al ejercicio de pesas le agregas proteína aislada?

Sin duda el resultado será aún mejor, pero déjanos explicarte la razón.

Cuando haces ejercicio agregando aparatos y/o peso, tus músculos pasan por un proceso de desgaste, para recuperar estas fibras musculares o incluso generar más, necesitas de un buen aporte de proteínas y carbohidratos, en el caso específico de las proteínas, no siempre se cubren los requerimientos diarios con la dieta, he ahí la importancia de consumirla de forma extra a tus alimentos.

 

Como conclusión podemos decir que, los beneficios de consumir proteína aislada son bastantes, en especial si la combinas con una buena rutina de ejercicio adecuada para tus necesidades y objetivos.

Y descuida, si eres mujer, no cambiará tu fisionomía, pues para llegar a un volumen muscular “muy grande”, se necesita una preparación especial distinta.

Por el contrario, algunos de los beneficios de combinar pesas y proteína, son:

-Tonificar músculo

-Perder grasa corporal

-Mejorar tu fuerza y flexibilidad

-Aumentar la densidad ósea

-Mejorar el estado de ánimo al reducir el estrés y ansiedad

-Garantizar un adecuado aporte de proteína, un nutriente esencial para el correcto funcionamiento de tu organismo.

 

Recuerda siempre acudir a un profesional antes de hacer cambios en tu rutina y alimentación.

Conoce nuestros diferentes sabores de proteína actitus dando click aquí.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados