¿Qué puedo comer en las posadas para no descuidar mi dieta?

¿Qué puedo comer en las posadas para no descuidar mi dieta?

Es frecuente que durante las fiestas decembrinas comamos un poco más de lo habitual. Es recomendable disfrutar de todos los alimentos, pero con moderación.

Comer sanamente no significa dejar de comer o no disfrutar de los placeres decembrinos, pero no podemos dejarnos ir y olvidarnos de los hábitos saludables sólo porque es diciembre, así que... ¡controlemos los impulsos! Y cuidemos nuestro peso.


¿Qué puedo hacer?

No mezclar bebidas: Si vas a tomar un delicioso ponche, procura tomar 1 taza. No hagas combinaciones como consumir ponche + café + atoles + refrescos + alcohol. Si lo haces no te darás cuenta de la cantidad de calorías que estás ingiriendo.

Moderar las copas de alcohol: Como parte de la celebración el alcohol no puede faltar. Las bebidas alcohólicas tienen un alto contenido calórico que se almacena rápidamente en el cuerpo. Tomar  solo 2 copas te mantendrá libre de kilos de más.

Aprende a elegir: Tienes que saber elegir cuál es el que tiene mayor valor nutritivo y menor contenido calórico. Por ejemplo, elige guisados que no estén empanizados o fritos, los que contengan más verduras en su preparación y los que tengan alimentos de origen animal con poca grasa como pollo sin piel, pavo, pescados, salmón, atún.

Ahorra carbohidratos de las harinas: Si ya tienes planeada tu posada para la tarde o la noche, obviamente vas a comer más de lo que usualmente comerías a esa hora, por lo que este consejo va enfocado en que SOLO POR ESTA OCASIÓN, en la mañana y en la hora de la comida no comas pastas, arroz, sopas de pasta, tortillas, tostadas, bolillo, espagueti y todo lo que sepas que tendrá harinas, de esta forma estarás ahorrando calorías durante el día antes de tu evento.

Continua con tu plan: Después de una posada, solemos saltarnos tiempos de comida como medio para compensar las calorías consumidas en los días anteriores. Esto solo altera la manera como gastamos y almacenamos energía en nuestro cuerpo. Para evitar esta alteración, continúa los días que no hay fiesta con tu plan de alimentación. Solo son un par de días los que comes diferente. No significa que todo el mes debas de descuidarte y olvidarte de tus metas y tu plan de dieta.

¿Ejercicio? ¡SI PORFAVOR!: No se te ocurra dejar la actividad física que estás haciendo para activarte, recuerda que es una época difícil en cuanto al control de porciones, por lo que el ejercicio es un aliado INDISPENSABLE en lograr el balance energético, es decir, el ejercicio ayudará a contrarrestar los excesos en los que puedes caer dada la temporada