Agua vs bebidas rehidratantes ¿Qué es mejor?

Agua vs bebidas rehidratantes ¿Qué es mejor?

Esta pregunta no es algo nuevo, por mucho tiempo se ha tenido esta incógnita acerca de las bebidas rehidratantes, sus beneficios, su efecto en el organismo, etc.

Empecemos por lo primero ¿Qué es una bebida rehidratante?

Este tipo de bebidas tienen una composición diferente a la del agua natural, su característica es que contienen electrolitos como sodio, potasio, fósforo. magnesio, entre otros, además de glucosa o dextrosa y solo en algunos casos, vitaminas.

También se les conoce como bebidas isotónicas o deportivas, cabe aclarar que no son lo mismo que las bebidas energéticas, pues estas además de electrolitos, contienen cafeína, taurina o alguna otra sustancia energizante.

Sabiendo esto, la pregunta es. ¿Qué función tienen?

Como su nombre lo dice, son bebidas que rehidratan tu cuerpo después de un desgaste físico que involucre una pérdida significativa de líquido.

Se recomiendan principalmente después de realizar alguna actividad física extenuante o en padecimientos cómo diarrea, pues existe una gran pérdida de agua y electrolitos.

En conclusión, el agua natural siempre será una mejor opción para hidratarte durante el día o incluso después de tu rutina de ejercicio, ya sea en gimnasio, casa o al aire libre.

El agua te aportará lo necesario que tu cuerpo necesita día a día.

Debes dejar las bebidas rehidratantes solo para ocasiones en que tu organismo realmente las necesite, ejemplo, al correr un maratón, escalar, o después de realizar un deporte de alto desgaste o alto rendimiento, básicamente, después de haber sufrido una deshidratación considerable.

Las bebidas isotónicas no son malas, tienen como propósito, ayudar a tu cuerpo a recuperarse después de una deshidratación, sin embargo, no deberías consumirlas todos los días, debido a las cantidades altas que contienen de sodio y glucosa.

Úsalas solo cuando sea necesario y recuerda siempre acudir con un profesional de la salud.