5 mitos más comunes de las dietas

5 mitos más comunes de las dietas

Seguro has escuchado más de una de las siguientes frases que pondremos a continuación, y no solo eso, es muy probable que hayas seguido alguna de ellas.

No te preocupes, es más común de lo que crees, y aquí vamos desmentir los 5 mitos más comunes acerca de las dietas “milagro”, esas que te prometen bajarte de peso en unos días.

Es importante mencionar que muchos de estos mitos son riesgosos para la salud.

  1. Los carbohidratos son malos porque engordan

Este es uno de los mitos más comunes y que todos hemos escuchado. Vayamos a su origen, los carbohidratos se dividen en simples y complejos, los simples tienen una absorción más rápida, quiere decir que terminan convirtiéndose en glucosa en menos tiempo que los complejos, y como sabemos, cuando consumimos más alimentos de los que nuestro cuerpo requiere, terminan convirtiéndose en triglicéridos y almacenándose como grasa.

Pero esto no pasa solo con los carbohidratos, pasa también con los lípidos y proteínas, así que el decir que los carbohidratos son malos, no podría estar más alejado de la realidad, pues son imprescindibles para el correcto funcionamiento de tu cuerpo, eso sí, debes consumirlos en la cantidad correcta y de forma balanceada.

 

  1. No es bueno comer fruta en la noche

Este mito fue bastante sonado por mucho tiempo, con el argumento que la fruta tiene azúcares simples y como no realizarás actividad física en la noche mientras duermes, se acumulará como grasa.

La realidad es que cualquier alimento que consumas, a cualquier hora, seguirá el mismo proceso de digestión y absorción, la fórmula es la misma, si no ocupas en forma de energía las calorías que estás comiendo, se acumularán como grasa.

 

  1. La dieta cetogénica es la mejor opción para perder peso

Aquí podemos encontrar diferentes opiniones de expertos acerca de la dieta cetogénica, no diremos que es del todo mala o buena. Es útil en muchos casos, pero debe ser siempre controlada por un profesional y es importante sepas que puede tener efectos secundarios de no hacerlo de manera correcta, por ejemplo, el rebote de peso o una severa descompensación en tu organismo.

Un profesional siempre debe ver qué opciones tiene para que una persona pierda peso de forma saludable.

Antes de iniciar un adieta cetogénica se debe hacer una evaluación y hay casos en los que no se puede aplicar, por ejemplo, en personas con diabetes descontrolada u otras patologías.


  1. Una dieta saludable es cuando eliminas azúcares y grasas

Todos los nutrientes son esenciales en una dieta, una alimentación saludable no es restrictiva y mucho menos se eliminan alimentos de por vida, la clave está en el balance calórico, como ya te mencionamos, los azúcares y grasas también son indispensables para el cuerpo.

 

  1. Es necesario desintoxicar al organismo con jugos o ayunos

Esto es algo que a la fecha mucha gente sigue creyendo y lo hace con frecuencia.

La realidad es que tu cuerpo tiene sus propios métodos de desintoxicación. Para eso tus riñones e hígado, que purifican la sangre y desechan las toxinas por medio de la orina, sudor, etc.

Ningún alimento, jugo o ayuno hará el trabajo de tus órganos, por el contrario, en casos extremos cuando se realizan estas prácticas de forma prolongada, puede ocurrir un desequilibrio en tu cuerpo, no es buena idea suplir tiempos de comida completos por un jugo o tener a tu cuerpo en ayunos exageradamente prolongados.